es +5411 4346-1000
·
info@eof.com.ar

Importantes Definiciones en Materia de Comercio Exterior

En el marco de una charla virtual organizada el 25.06.20 por el Comité de Comercio Internacional de la AmCham (Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina), el Subsecretario de Política y Gestión Comercial del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, Lic. Alejandro Barrios, dejó importantes definiciones sobre la política oficial en materia de comercio exterior.

Comenzó su exposición puntualizando que el Gobierno no cree en el libre comercio internacional, sino en la administración del mismo y que para actuar en tal sentido cuentan con la legitimidad del voto popular.

Manifestó que el nivel de integración de la Argentina con el mundo surge de la sumatoria de importaciones y exportaciones dividida por el PBI, por lo que el objetivo oficial es aumentar la producción, la demanda y  el consumo internos, ya que no avizora una fuerte demanda de nuestros productos del exterior debido a un  ciclo de estancamiento en la actividad económica y comercial, tanto a nivel mundial como regional y nacional.

El motor del crecimiento, puntualizó, no son las exportaciones, sino el mercado interno.

Sostuvo que el mayor flujo de importaciones estuvo dado cuando el pueblo tuvo ingresos suficientes para importar, por lo que resulta fundamental asegurar que tenga capacidad de consumo.

A su entender, el PBI crece si hay dinámica interna puesto que “está compuesto en un 20% de demanda externa, en un  70% de consumo interno y en un 10% en inversiones y otros”. Por ello –aseveró- “cuando el PBI creció un 5%, las importaciones subieron un 15%”.

Indicó que el gobierno va a apostar a la industrialización  y a resguardar el trabajo como un mecanismo de integración social y que no creía “en la competitividad importada sino en la competitividad endógena”.

Afirmó que el gobierno tiene una mirada heterodoxa de la economía y que no son dogmáticos sino racionales, aplicando las medidas y las soluciones que entienden adecuadas a cada situación.

Puntualizó que –debiendo ser cuidadosos de las escasas divisas con las que cuenta el Estado para afrontar a sus compromisos externos- “contemplan un universo desagregado por sectores” y que se han propuesto autorizar aquellas importaciones de insumos y de bienes de capital que permitan seguir con la producción interna o que sean de absoluta necesidad y ser más restrictivos con aquellas destinadas al consumo directo y no indispensables.

Por ello -y a fin de examinar la razonabilidad y eventual autorización de cada importación- solicitan a los importadores sus proyecciones de comercio exterior. “Si el año anterior importaste por U$S 100.000,00.-, por qué me pedís este año U$S 150.000,00.- en un contexto de fuerte recesión y de disminución de la demanda interna y externa?”, ejemplificó.

Sostuvo que las proyecciones de comercio exterior presentadas por los importadores antes de marzo del corriente año han perdido sustento debido a la alteración de todas las ecuaciones económicas producidas por la pandemia, por lo que deberán ser presentadas nuevamente.

Manifestó que habrán de combatir las prácticas desleales en materia de comercio exterior aplicando los derechos antidumping o compensatorios que correspondan, en un todo de acuerdo a la normativa vigente. Puso de resalto que los Estados Unidos de Norteamérica es uno de los países que mayores medidas antidumping toma.

En materia de acuerdos internacionales, informó que la República Argentina participa normalmente de las reuniones del Mercosur exponiendo sus puntos de vista sobre eventuales rebajas al arancel externo común y sobre las negociaciones del bloque con la UE y el EFTA, destacando que –pese algunas diferencias- las reuniones se realizan de buena manera confiando en poder unificar criterios.

Por último, aclaró que las demoras que se observan en la autorización de las importaciones se debe a que “se desactivó el robot que aprobaba automáticamente todas las solicitudes” y que ahora interviene un equipo de trabajo que  las analiza minuciosamente, el cual todavía no cuenta con la dotación suficiente.

Se comprometió a solucionar los problemas de comunicación por el colapso del mail de contacto al cual deben dirigirse los importadores y se manifestó abierto al diálogo y a mantener reuniones presenciales con el sector importador cuando las circunstancias sanitarias lo permitan.

Para más información comunicarse con:

Gustavo Enrique Müller

MullerG@eof.com.ar



Leave a Reply